¿Por qué es necesario un seguro LOPD?

Cada vez es más necesario un seguro LOPD porque los datos de los clientes cada vez son más relevantes para la competitividad de las empresas y con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) las empresas necesitan tomar medidas por poder actuar con total normalidad y seguridad.

 

¿Cuál es el objeto de un Seguro LOPD?

Ofrecer la máxima protección frente a reclamaciones de terceros y de empleados, así como en investigaciones de la Agencia Española de Protección de Datos por un incumplimiento de la legislación en esa materia. Desde el 25/05/2018 es de aplicación plena el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) 2016/679, el cual armoniza la normativa impuesta por las legislaciones nacionales en los diferentes estados miembros de la UE. Algunas de las consecuencias del nuevo RGPD son que:

  • Aumentan las circunstancias en que se pueden imponer sanciones y se incrementan los importes de éstas.
  • Se han simplificados las reclamaciones para los clientes y además pueden delegar las mismas en asociaciones sin ánimo de lucro; lo cual abre a puerta a un mayor número de reclamaciones.

 

¿Qué coberturas debe ofrecer un buen seguro LOPD?

  • Responsabilidad Civil por Protección de Datos. Debe asumir las indemnizaciones a las que el cliente se vea legalmente obligado como resultado de una reclamación por incumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos de carácter personal.
  • Sanciones y Multas de la AEPD. El seguro debe cubrir las cantidades a pagar como consecuencia de una sanción impuesta por la Agencia Española de Protección de Datos.
  • Gastos de defensa y fianzas. El seguro debe hacerse cargo de los gastos derivados de la defensa, así como la constitución de fianzas judiciales que se exijan para garantizar el cumplimiento de la obligación de indemnizar.
  • Reclamaciones presentadas por los empleados por Protección de Datos. El seguro debe abonar igualmente las indemnizaciones que la empresa esté legalmente obligado a pagar, como resultado de una reclamación presentada por un empleado a consecuencia de un incumplimiento de su empresa de la legislación vigente en materia de protección de datos de carácter personal.
  • Gastos de protección de marca. Un buen seguro debe asumir los honorarios de una consultora de relaciones públicas que ayude en la implantación de medidas que impidan o mitiguen los daños en la marca del cliente, así como los gastos correspondientes a las campañas de comunicación necesarias, como consecuencia de una reclamación o sanción por cobertura bajo la póliza del seguro de LOPD que haya sido publicada a través de cualquier canal mediático (TV, internet, prensa…)
  • Gastos de Gestión y Gerencia de crisis. Si el cliente precisa asesoramiento profesional externo bien para gestionar una crisis interna que pueda afectar al negocio por una reclamación o sanción con cobertura bajo el seguro de LOPD; o sobre los pasos a seguir en caso de sobrevenir algún hecho o circunstancia que eventualmente pudiera dar lugar a una reclamación o sanción; el seguro debe cubrir los gastos de dicho asesoramiento externo.
  • Gastos de rectificación. Se deben cubrir los gastos derivados de asesoramiento legal externo sobre los pasos a seguir para evitar repetición del hecho o circunstancia que provocó la reclamación o sanción.
  • Retroactividad ilimitada durante la vigencia de la póliza.

 

Nuestra asesoría cuenta con Departamento de Gestión de Riesgos en Gerencia de Seguros, donde podrán consultar cualquier duda y/o ampliar información al respecto de éste y otro tipos de seguros.

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.